Comunicólogo Social: Dignidad a 300€

5 de agosto de 2009

Escuchando como cada mañana "Hoy por hoy" en la Cadena SER, he vuelto a tener la sensación de la lejanía con la que ven los periodistas veteranos el contexto de la empresa informativa a día de hoy.

El debate estaba suscitado por la forma en que se desarrollan las actuales ruedas de prensa y el hecho de que no se hagan más preguntas o se arrincone a los ponentes. Entonces ha aparecido la dimensión de lo absurdo sobre cómo interpretar por qué los periodistas son marionetas del poder.

Ha hablado José María Pagador, periodista y escritor extremeño, y el mundo ha visto la luz. Según él, el debilitamiento de la prensa frente al poder político es por la pérdida de dignidad de los jóvenes periodistas.

En ese mismo instante, he pensado en todos esos jóvenes compañeros que trabajan por amor al arte, o ganando menos de lo que cuesta llenar un depósito del coche. Pero cual ha sido mi sorpresa al escuchar a este genial tertuliano, cuando se ha referido a una pérdida de dignidad profesional ocasionada por la falta de calidad y el nulo compromiso con la profesión periodística.

Vayamos por partes. Al tal José María Pagador, por muy ilustre y paisano mío que sea, hoy me ha parecido tan poco ilustrativo como Belén Esteban hablando sobre los ritos de la civilización Maya. Y es que, según él, en los años 70' eran más atrevidos.

Mire usted, sí, seguramente antaño se era más atrevido porque incluso en algún trabajo de becario como redactor, hasta te pagaban.

Con esto, no disculpo la escasa y despreocupada labor profesional de muchos jóvenes, pues si es cierto que algunos valores se han perdido. Pero seamos realistas, un becario que no cubre ni gastos mínimos, se va a enfangar en ruedas de prensa intentando sacar más de lo que le ofrecen.

La dignidad, y hasta los valores éticos, creo que los ha perdido ese redactor jefe que da el visto bueno para contratar a un becario que no ganará ni el mínimo para alimentarse. Señores del periodismo de tirantes, bajen a la tierra y vean que si la profesión periodística está herida de muerte, no es sólo por los becarios.

1 comentarios:

Rosario dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Es cierto que quizá los becarios no arrinconamos al político, ya sea por la falta de "sueldo" (llámalo así por llamarlo de alguna manera) o por la falta de experiencia (no puedo saber que hacía TAL hace NO SE CUANTOS AÑOS si estaba en la edad del pavo), pero no creo que el problema sea ese. El problema es que se delega responsabilidades en los becarios que quizá no deberían tener, quizá a ese becario hay que enseñarle a arrinconar (ojo, no digo que seamos tontos, pero hay quien no tiene esa chispa para buscar las cosquillas) o posiblemente sea la falta de escrúpulos por los jefes que les da igual "explotar" y que el trabajo salga como sea, con tal de poder irse de vacaciones...

Uno cuando sale de la facultad tiene vocación pero tras uno y otro palo se te va chafando poco a poco...

Publicar un comentario

 
Copyright © 2011 Comunicólogo Social. Designed by Wpdesigner, blogger templates by Blog and Web