Comunicólogo Social: Medias verdades

13 de septiembre de 2009

En ocasiones, por querer forzar tanto una situación te salen mezclas que son más fantasía que otra cosa.

La portada de LA RAZÓN de hoy, 13 de septiembre, es de esas mezclas que de tanto realizarla hasta parece que es pura lógica matemática.
Alcohol + Jóvenes = Violencia


Lo malo de todo esto es que quienes hacen esas mezlas son personas que seguramente no hayan probado en sus carnes nada de eso, o lo que es peor, creen haberlo probado pero hace tanto tiempo que ya no se acuerdan y meten un poco la pata.


No me siento orgulloso por lo que voy a decir, pero llevo haciendo botellón más de diez años, y para más INRI, en diversas ciudades, en situaciones muy distintas y con gentes muy dispares. Es decir, he bebido alcohol -en la calle-, siendo joven... pero nada, que nunca he tenido una situación violenta provocada por mí o alguien que estuviera conmigo, luego "la fórmula" a veces se vuelve inexacta.


Pero bueno, como me considero menos hipócrita que esos que llevan varios días con el tema de la violencia, los jóvenes y el alcohol, sí digo, y de nuevo con conocimiento de causa, que el alcohol y su consumo desmedido tienden a provocar una degeneración de lo que es el ocio nocturno.


Jóvenes, alcohol, violencia, la sociedad, sus padres, sus educadores... todos culpables y a la vez responsables de cada accción que realiza un chaval cuando sale un fin de semana y comete actos bandálicos o violentos. TODOS, son muchos factores los que llevan a un centenar de jóvenes a enfrentarse a la policía. No solo el alcohol, así que compañeros de la prensa, una vez más, no comercialicen medias verdades por favor.

4 comentarios:

Javier dijo...

La fórmula no es exacta, pero los últimos, y brutales, ejemplos hacen un flaco favor a tu testimonio.
Yo creo que la fórmula es más compleja: padres atemorizados de educar a sus hijos, enseñanza parcial,relativa y cambiante en los colegios; falta de interés e imaginación...
Cualquier tiempo pasado fue mejor.

Raúl Masa dijo...

Como he dicho, la fórmula no es exacta, y sí, es cierto que los últimos ejemplos no son los mejores para no culpabilizar a los jóvenes de su conducta, pero mal vamos si seguimos generalizando.

el empalador negro dijo...

Eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor creo que merece una revisión,yo he ido a miles de botellones y lo he pasado de puta madre y creo que otras generaciones envidiarían poder haberlo pasado así(entre ellos mis padres). En España se celebran miles de botellones cada fin de semana y uno ha acabado mal, en cambio se permiten los toros, los encierros, festejar con pólvora, manifestaciones antifascistas y profascistas una en frente a la otra y cosas así que han generado mucha más violencia intrinseca que cualquier botellón. La economía va de culo, las mujeres mueren de palizas, el paro ni mentarlo, pero los jóvenes son unos acratas...
Creo que todas las quejas del botellón son una burla, por no decir un insulto, a la inteligencia de los espectadores.
Aún más, si la policía no se hubiera empeñado en acabar con el botellón antes de las dos de la mañana no habría pasado nada y todos hubieran disfrutado de las fiestas del pueblo...
Como dice el refrán, si no quieres polvo no vayas a la era...

Sin Hora De Cierre dijo...

Ni añadir un solo "pero" a lo que dice Hugo.

Es más, sobre lo último, lo de las 2 de la mañana, es cierto. Si lo hubieran dejado correr, no hubiera pasado nada.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2011 Comunicólogo Social. Designed by Wpdesigner, blogger templates by Blog and Web