Comunicólogo Social: Contenido informativo: desconocido

8 de junio de 2009


Ya pasó. Por fortuna ya se han celebrado las elecciones y ha concluido la campaña electoral más turbia e indecorosa que yo recuerdo. Poco me importa el resultado de las elecciones en España, porque los comicios ya tenían dueño en Europa antes de celebrarse. Sin embargo, debo reseñar el mayor “escándalo” que yo recuerdo en una campaña electoral.

Todos aquellos que en mayor o menor medida me conocen saben que tengo poca capacidad para extrañarme o escandalizarme sobre las cosas. La mayoría de cosas me parecen normales. Por ejemplo ver como día tras día, declaración tras declaración hace el ridículo más espantoso la Secretaria de Organización del PSOE (Leire Pajín). Tampoco me extraña que el candidato del PP diga que Francisco Camps es el más honorable de los valencianos. Estos casos, y otros muy semejantes, demuestran la indigencia intelectual de gran parte de nuestra clase política.

Pero el viernes sí hubo un hecho que me escandalizó, la publicación por parte de El País de
unas fotografías realizadas al interior de la residencia privada del primer Ministro italiano Silvio Berlusconi. Del contenido de las imágenes no diré absolutamente nada, porque no tengo derecho a calificar cómo y con quién unas personas gestionan su tiempo libre.

Es el contenido periodístico el que me interesa, porque me gustaría conocer ciertas cosas sobre esta “noticia”. Desconozco el interés informativo de las imágenes, yo creo que nadie necesitaba ver los genitales del hasta hace dos meses Presidente de turno de la UE, o ver a un par de mujeres en paños menores. Hasta donde yo sé, desnudarse en un lugar privado no es delito, hacer fiestas de tinte “sexual” en una residencia privada tampoco lo es. Sí es ilegal hacer uso de fondos y medios públicos para la celebración de dichas fiestas, algo que parece ser cierto. Pero este hecho perseguible y condenable no justifica, en ningún caso, la publicación de las fotografías.

Las imágenes invaden flagrantemente la intimidad del detestable Presidente italiano y de aquellos que aparecen en las mismas. De ahí que en Italia estén secuestradas, y de forma comprensible no puedan hacerse públicas. Su publicación en España hace descender al periódico de Prisa a las cloacas más casposas, amarillistas y condenables de la profesión periodística. El País ha insultado a la ley, a las instituciones, al periodismo español y a la inteligencia de sus lectores.

Se debe criticar a Berlusconi por sus formas políticas caciquiles semifascistas, por su trato a los inmigrantes, por el conflicto con sus intereses personales, por utilizar medios públicos para actos privados, pero no se le puede criticar por sus actos privados, es más su publicación ha beneficiado a Berlusconi. El País ha escogido el camino de la demagogia, el mal gusto y el talonario. La pérdida de lectores puede ser la causa, también parece influyente la desaparición del “mandamás” Polanco. Espero que la Justicia condene con dureza la publicación de estas fotos, que la Justicia ordene una rectificación y disculpas públicas a Berlusconi.

También me gustaría conocer por qué dicho periódico publicó un informe falso en relación con los espías en Madrid y por qué durante más de un mes en la portada del diario del incalificable Cebrián se violó el secreto sumarial del caso Gürtel. No sé hacia donde este diario, pero ni su camino, ni el camino del periodismo español me gustan. Ojala las nuevas generaciones de periodistas cambiemos esta situación.

Por: J.R.

7 comentarios:

Raúl Masa dijo...

Creo que una persona que maneja "los dineros" públicos debe dar explicaciones.

Sin saberse todavía si esas fiestas son dadas con dinero público, hasta que no se aclare, sí me parece que tiene valor informativo.

Eneas dijo...

Cada uno en su casa puede hacer lo que quiera, si no te pillan. Il cavaliere es il cavaliere en su casa, en el palco del olímpico de Roma y donde sea, por ello, no se lo puede montar con cuatro guarras. Bueno, poder... puede (yo que pudiera), pero si te pillan, apechuga, aún siendo una usurpación de la vida privada, es el presidente de Italia. Con esto digo que mal por los periodistas que lo roban y mal por Berlusca,pero bien por El País, se debe publicar.

Raúl Masa dijo...

Creo que la palabra robar y periodista van muy ligadas.

Al menos robar me refiero en cuanto a "intimidad". Y es que a fin de cuentas, un periodista siempre cuenta cosas de alguien.

Y sigo insistiendo, Il Cavaliere, NO puede hacer lo que quiera. Y si lo hace... pues a dar explicaciones.

Chinflaina dijo...

Sí, Berlusconi debe dar explicaciones de sus actuaciones políticas, de su gestión como primer ministro. Pero no nos debe dar explicaciones de cuando cambia las luces de su casa o de cuantos perros debe tener en su domicilio, o de cuantas veces se ha cepillao a su mujer, o de cuantas se cepilla. O es que se puede abrir una comisión de investigación en el senado italiano para investigar la vida privada de Silvio Berlusconi.

Hace unos años se publicaron unas fotos de Zapatero con su familia durante unas vqacaciones veraniegas, esas fotos fueron retiradas días después y se produjo una rectificación del medio que las publicó. Entonces no se pueden publicar unas fotos de las hijas de Zapatero y sí se pueden publicar unas fotos de los genitales del Presidente de la Unión Europea, ambas fotos tienen el mismo interés informativo (ninguno) ¿donde tenemos que poner los límites?

Yo el límite lo pongo en el artículo 18 de la constuitución española. El debate no es que se deba o no publicar, directamente estas fotos no se pueden publicar, porque incumplen en su totalidad el artículo donde se habla del derecho al honor, la intimidad, la imagen personal y la inviolabilidad del domicilio.

Y si desposeemos a los políticos de derechos fundamentales estaríamos pervirtiendo aún más el sistema. No todo vale y El País debe pagar con dureza el gran error que ha cometido.

eneas dijo...

Si soy el presidente y paseo con mis hijas de vacaciones y me lo publican, me enfado, reclamo y pido sanción porque eso no tiene valor informativo. Si soy el presidente y me pillan con cuatro guarras, doy explicaciones. Ni artículos ni constituciones, hay cosas por encima de eso como la dignidad y los valores por los que un presidente debe velar en "tu casa y en la mía"... quizás en el mismo sentido y dejandote de leyes encuentres el sentido a información y amarillismo...

Chinflaina dijo...

Yo eneas desconozco lo que buscas tui de un presidente, si te conformas con que folle poco y sea un Presidente moral y mediáticamente digno. A mi particularmente me da igual si es virgen, si es un putero, si es adicto al sexo o a jugar al parchís. A mi lo que me importa es que gestione mis impuestos de forma decente, si esas fiestas las pagó con recursos públicos debe dimitir de inmediato.

Pero ojito, si lo que hace Berlusconi es ilegal e indigno no menos lo es publicar esas fotos. Se puede comentar la existencia de las fotos, relatar su contenido pero no publicar algo de lo que no se tienen derechos.

Yo tengo una duda sobre lo que opinas. Me da la sensación de que te parece más importante a que se haya cepillado a cuatro "frescas" que lo haya hecho con dinero público. Me gustaría que me lo aclararas porque no termino de entenderte.

eneas dijo...

chinfla... pa ti la peseta... si no te das cuenta que voy más allá de la gestión... que eso se da por entendido... tu veras... tomate un café y vuelve a leer... estamos en el tema 2... tu dale vueltas a la introducción...no responderé más... gracias

Publicar un comentario

 
Copyright © 2011 Comunicólogo Social. Designed by Wpdesigner, blogger templates by Blog and Web