Comunicólogo Social: La mala educación... en la realidad

9 de noviembre de 2009

Hace ya unos años, uno de nuestros directores de cine más reconocidos, Pedro Almodóvar, dirigía una película cuyo trasfondo se veía reflejado en una forma de educación.

Pues bien, muchos años después de lo que refleja la película, la situación de la educación es mala, y hoy, como por arte de magia, creo que tengo una clave de por qué.

Todo ha surgido mientras estudiaba unos apuntes para un examen que tengo del Máster que estoy cursando. Durante más de 40 páginas, llenas de tópicos y nadedades, he llegado a la conclusión de que los modelos educativos y sus estructuras están programadas de tal manera que un alumno cualquiera no pueda enterarse de nada.

Me explico.

Siempre que se habla de fracaso escolar se señala con el dedo como culpable a los adolescentes. Si algo sucede, es culpa de estos jóvenes que solo ven en el alcohol y las drogas un interés real. Cualquier explicación termina con el ojo de la diana sobre los mismo: los estudiantes. Pero, ¿toda la culpa es suya?, ¿por qué no se mira el proble desde una perpectiva estructural?

Cuando a veces, y en muy raras excepciones, se reparten las responsabilidades, los políticos solo usan la educación como arma de campaña. Cambios en los planes de estudio, diversidad de los modelos educativos... todo con el fin de los votos. Pero... ¿y los profesores?, ¿qué parte de culpa tienen ellos?, ¿qué parte de culpa tiene el sistema?

Cuando la tasa de abandono dentro de la Universidad se dispara, de nuevo vuelven a ser los alumnos, en este caso más mayores, los que siempre son responsables. Falta de motivaciones, escasa responsabilidad social y personal... de nuevo los profesores no tienen culpa.

Pues saben lo que digo: un carajo. Un carajo para el sistema, un carajo para los profesores y quienes gobiernan a estos, y un carajo para los que estructuran los sistemas educativos.

No es posible que yo esté leyendo 40 hojas de apuntes y no me hayan aportado nada. No es posible que en poco más de un mes de clase la lista de faltas de los profesores sea tan larga, no es posible que no haya habido una reunión para clarificar contenidos y los profesores nos den los mismos contenidos en distintas asignaturas... No es que esté echando pestes con respecto al Máster que estoy cursando, porque esto se podría generalizar, como ya puse de manifiesto en mi paso por la Universidad de Murcia y su ineficiente Facultad de Comunicación y Documentación.

Lo que quiero expresar es que no todo es problema de la pieza más fácil de culpar en este proceso. Los alumnos, como tal, respondemos ante nuestras acciones, y siempre aceptamos sin reproche ir a la cola de la educación a nivel europeo, ¿pero los profesores dan la talla?

No, ellos no. Desde los niveles más básicos hasta los universitarios, los profesores y sobre todo, quienes tienen el control sobre ello, no dan la cara. Y lo que es peor, no dan la talla.

Profesores que llegan al cargo sin vocación, sin experiencia, sin capacidad. Profesores universitarios que no han pasado de becarios en una empresa y se creen capacitados para hablar de algo...

En definitva, problema compartido, culpable único.

3 comentarios:

ferri dijo...

por encima de cualquier sistema están los valores. Eso no se da o se recibe, eso se tiene o no se tiene y en todo caso, se gana o no se gana. Por mucho que intenten dar autoridad o respeto a los profesores, no lo conseguirán porque el problema es más profundo. Todos hemos tenido profesores tanto jóvenes como viejos que se ganaban el respeto, y mostraban su saber. Por desgracia, la mayoría tenemos profesores sin vocación, sin respeto y sin hacer un buen trabajo. ¿sistema? ¿alumnos? ¿profesores? ¿todos a la vez?

Haissem dijo...

El problema no es el sistema, no son los profesores, el problema somos los alumnos... que cuando no nos gusta algo como en tu caso, seguimos adelante en vez de plantarnos y mandar a la mierda todo, si todos los alumnos nos plantamos porque no nos gusta, el sistema, no nos gustan los profesores, etc, etc la cosa cambiaria , pero no lo hacemos asi que la culpa es en definitiva ... nuestra, asi que callate y sigue estudiando ;)

R. Masa dijo...

En ningún caso he dicho que no me guste, jeje.

Y de nuevo insisto en que la culpa no es de los alumnos. Ellos tienen su franja de responsabilidad, pero nos es tan amplia como se hace ver.

La cuestión no es plantarse, pues tendrían lo que buscan, una sociedad mal formada.

Seguiré estudiando, para poder cambiar esas cosas. Aunque no suelo estresarme.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2011 Comunicólogo Social. Designed by Wpdesigner, blogger templates by Blog and Web